Ginecologia y Fertilidad

GINECOLOGÍA Y SALUD DE LA MUJER

La medicina china tiene larga historia en tratar problemas relacionados con la salud de la mujer. Los escritos más antiguos de ginecología médica fechan de la dinastía Shang (1500-1000 a.C.).  En China, desde el año 1949, la combinación con la occidental se enfatizó dando lugar a tratamientos innovadores como tratamiento del embarazo ectópico con acupuntura y hierbas chinas sin pasar por quirófano; acupuntura y moxibustión para la mal posición fetal y hierbas chinas para tratar miomas u otros tumores uterinos.

 

Según la medicina china, la fisiología de la mujer está íntimamente conectada con las relaciones entre los órganos internos, los canales energéticos y el sistema reproductivo.

 

El experto en medicina china utilizará los métodos de diagnóstico tradicionales (observación de la lengua, palpación del pulso y el abdomen, entrevista) para detectar los desequilibrios en estas relaciones.

El tratamiento consistirá en equilibrar los órganos y restablecer las conexiones para tratar las patologías y prevenir futuras enfermedades. La salud de la mujer está condicionada por una amplia variedad de patologías ginecológicas que pueden ser tratadas desde la medicina china. 

 

Estas incluyen el síndrome o tensión premenstrual (dolor en los pechos, diarrea, ansiedad, irritabilidad, tristeza, insomnio, retención de líquidos, sensibilidad emocional, cefalea o migraña), dismenorrea (dolor menstrual), períodos irregulares, menstruaciones escasas o muy abundantes, amenorrea, enfermedades vaginales infecciosas (bacterianas o por hongos -cándidas-), flujo vaginal excesivo y/o patológico o enfermedades inflamatorias del sistema reproductor.

 

Numerosos estudios científicos avalan la eficacia de la acupuntura y la medicina china en tratamiento de dismenorrea primaria, náuseas matutinas del embarazo, síndrome premenstrual o infertilidad entre otros.

FERTILIDAD Y REPRODUCCIÓN ASISTIDA

Desgraciadamente, cada vez hay más mujeres y hombres, con o sin problemas de salud, que tienen dificultades para concebir. Está demostrado que el estrés y/o la falta de descanso, los desequilibrios hormonales, la mala alimentación y las menstruaciones irregulares pueden provocar infertilidad.

 

Es importante tener en cuenta a ambos miembros de la pareja a la hora de realizar un tratamiento en busca del embarazo, sea natural o con ayuda de la reproducción asistida. En caso de recurrir a la reproducción asistida (inseminación artificial o fecundación in vitro) se recomienda empezar el tratamiento con medicina china unos 3 meses antes.

 

La acupuntura y medicina china pueden tener utilidad para tratar infertilidad en mujeres y hombres desde un punto de vista holístico, ayudando a:

  • Mejorar la calidad de los ovocitos mediante la mejora de la función de los ovarios.
  • Regular el sistema hormonal y equilibrar la producción de folículos ováricos. 
  • Aumentar la circulación sanguínea en los órganos reproductores y el grosor del revestimiento uterino.
  • Reducir el estrés y favorecer la relajación.
  • Mantener la implantación y evitar las contracciones uterinas.

  • Reducir la posibilidad de aborto espontáneo.
  • Reforzar el sistema inmunitario.
  • Reducir los efectos adversos de los medicamentos utilizados en los procesos de reproducción asistida.
  • Mejorar el esperma en calidad, cantidad y movilidad, así como la calidad de los embriones.